miércoles, 31 de diciembre de 2014

...el fin de año huele a....

Silvio Rodriguez lo describe tan tan bien que no puedo ponerle otras palabras:

No sé si conocéis su"Canción de Navidad", así que aquí va enlazada.
Y su letra, aquí.


Para mí este tiempo de Navidad nos acerca a un sentimiento profundo de unión, de que todos somos uno, como este cantante retrata tan bello. 


Es verdad que nos acercamos a algo grande, llámalo Jesús, Buda, cualquier otro...  llámalo Unidad, llámalo Amor... da igual.

Las Navidades, y el fin de año sobre todo, nos acercan a la idea de que somos pequeños, los humanos, insignificantes para lo grande del planeta, galaxia, universo en el que estamos plantados. 
Vienen muchos sentimientos, nos acordamos de quienes no están, haga mucho o poco tiempo que falten. Nos acordamos de quienes queremos, de quienes nos hemos sentido unidos, aunque haya sido unos días, unos minutos, o lo que creíamos que era toda una vida, o sea, años. 

Este tiempo de la Navidad nos hace mirarnos a la cara, mirar a quien tenemos al lado, y rozar sentimientos y una realidad que está siempre ahí, esperando a ser disfrutada. 

Que todos somos iguales, y que juntos, viajamos hacia el infinito con nuestro pequeño tiempo humano de vida. 

Y me pregunto yo cada año, ¿y lo bien que iría estar en esta onda durante todo el año? 
¿Te imaginas que sintieras la Navidad todo el tiempo? No la parte de fuera con purpurina, sino la otra, la que dice que la canción del cielo, las estrellas y la luna es de todos....

FELIZ 2015 

sábado, 1 de noviembre de 2014

Lo que está en tu mano

En mi trabajo he observado un porcentaje de ‪#‎mejoría‬ apreciable en las personas que acuden a la consulta, ya sólo con tomar la decisión de pedir ‪#‎ayuda_psicológica‬, y comenzar la terapia. Yo siempre pregunto si han notado alguna mejoría después de nuestro encuentro, o después de la primera llamada que me hacen para pedir hora. 
 Para mí esta mejoría significa que querer, tener la voluntad de estar sanos juega un papel tan importante que si quien acude a la consulta no ha tomado esa decisión, la terapia no ayuda y se suele abandonar. 
¿La ‪#‎Voluntad‬ de estar bien es algo exótico, difícil de conseguir? Yo creo que no. Es la misma voluntad que funciona a diario para mantenernos con vida, la misma que la Voluntad de "no querer estar mal". Muchas veces se enuncia el deseo de dejar de sufrir, pero estamos hablando de lo mismo. Si no quiero sufrir, es que quiero estar bien. 

Por lo tanto, todos queremos estar sanos en la medida de lo posible, y todos queremos vivir, y no sufrir, no queremos prolongar dolores y malestares hasta los restos si podemos hacer algo por evitarlos.

Sé lo que cuesta decidirse a pedir ayuda, verse a uno mismo yendo a la consulta de un psicólogo, pensar en el "qué diran", como si fuera una vergüenza, juzgarse fracasado... Lo sé porque yo también he pasado por ese proceso. 
Y por eso también sé lo que ocurre cuando lo hacemos: Hay una sensación de alivio, de poder por fin contar con alguien más para ayudarte con tu sufrimiento. Contar con ayuda es un descanso ya de entrada. 
Más adelante, lo que aparece cuando seguimos con nuestra decisión de querer estar bien son las Posibilidades, las Opciones, las Habilidades que puedo desarrollar si digo sí a dejar de sufrir. 
Todas estas cosas ya no tendrán que esperar más, porque por fin se les ha dado una oportunidad.
Estuvieron siempre ahí, esperando en la palma de nuestra mano.
A que nos decidamos.

sábado, 20 de septiembre de 2014

Autorregulación Emocional... un ejemplo

En el blog de Psicoterapia, Gestalt y Vida tenéis un nuevo artículo que relata paso a paso el proceso de una situación cotidiana de Autorregulación Emocional.

http://gestaltyvida.blogspot.com.es/2014/09/autorregulacion-emocional-en-casa.html

En las sesiones individuales trabajamos para interiorizar este proceso,
detectar dónde nos atascamos y aprender a hacer que fluya.

Espero que te sea útil.


martes, 1 de abril de 2014

Bienvenido/a

Soy Cristina Abellán Pérez, Valenciana, nacida en 1971.
Me licencié en psicología en 1996. Elegí esta profesión por vocación, disfruto, aprendo y me gusta todo lo que hago. Trabajando desde 1999, he conocido diferentes facetas de la psicología que agradezco porque me han enseñado muchísimo, tanto ellas como sobre todo las personas con las que he compartido mi trabajo durante estos años.

Desarrollo mi trabajo en estas áreas y actividades:
  • Psicoterapia individual. 
  • Formación presencial para adultos. Colectivos profesionales, entorno Empresa. 
  • Formación por internet, e-learning. Diseñando contenidos y tutorizando los cursos.
  • Procesos de Coaching individual, y de equipos de trabajo. 
  • Grupos de crecimiento personal a través de Gestalt, Teatro y Coaching. 
  • Diseño e imparto eventos formativos a medida, dentro de aula y Outdoor, al aire libre.
Mi orientación es Humanista:
buscando siempre el equilibrio de la persona con su experiencia interna, y con su entorno.
También Sistémica:
comprendiendo el presente de las personas desde su historia, en su familia de origen y en los hechos importantes que hayan sucedido en su seno. Buscando qué dinámicas de relación no resuelven sus problemas, para comprender su función hasta el momento y poder sustituirlas por dinámicas sanas.

Mi manera de trabajar tiene un componente práctico: 
Ayudo a las personas que trabajan conmigo a poner en marcha los aprendizajes y descubrimientos que hacen sobre ellos, y les acompaño en ese camino para que lo nuevo que han aprendido se convierta en una habilidad consolidada.
También tiene un componente comprensivo: Llegar a comprender qué parte de las experiencias de nuestra vida nos han llevado al momento actual, aceptar y asumir lo sucedido, y partir de esa base para ir hacia los nuevos aprendizajes, que nos mantengan en la salud.

Este blog tiene varias páginas donde puedes ver más sobre lo que hago en
Psicoterapia,
Coaching,
Teatro y Creatividad,  y mi Curriculum resumido.

Un abrazo.

Contraportada de Navidad

Necesito escribir esto y dirigirme a muchas personas que se camuflan como pueden estos días entre el espumillón y los villancicos. Ellos ya ...